La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Convertidores de texto a voz

Las personas ciegas, desde hace unas décadas, han tomado el hábito de leer utilizando grabaciones de los textos de su interés. Para ello se han utilizado multitud de formatos mediante cintas magnetofónicas, las clásicas cassettes hasta llegar a la última tecnología de sonido digital utilizando CDs en formato Daisy.
El problema de leer un texto mediante una grabación de voz era que había que esperar a que un locutor, fuese de una organización de ciegos, una persona voluntaria o una colaboración con una institución, grabase el libro en audio y se editase para su correcta lectura. Esto provocaba que un ciego debiese esperar, al menos, 12 meses desde la aparición de un libro hasta la posibilidad, no asegurada, de leerlo en cinta.
En los últimos años la tecnología ha permitido la aparición de una alternativa más que fantástica, la utilización de la síntesis de voz digital, propia de equipos informáticos, para convertir textos digitales a grabaciones sonoras.
Al principio las voces eran demasiado metálicas y monótonas, por lo que este tipo de software era utilizado por personas que realmente lo necesitasen. En la actualidad la calidad de las voces ha mejorado tanto que es utilizado por multitud de personas y servicios de atención y comunicación sonora. Es un claro ejemplo de tecnología de uso exclusivo de discapacitados que se ve empujada por el creciente interés de todos los públicos por su gran utilidad.

Las voces digitales dependen de un motor de síntesis de voz, capáz de comunicarse con la tarjeta de sonido del equipo informático para reproducir los diversos sonidos encadenados que formarán las frases habladas. Además, este motor de voz tendrá encuenta reglas lingüísticas y de entonación. Pero el motor de voz necesita de unos patrones sonoros o de pequeñas grabaciones de pronunciación que permitan definir el tono, el acento y la sonoridad final que tendrá la grabación, a este conjunto de datos se le conoce como una voz para un motor de síntesis.

En los sistemas operativos pertenecientes a la familia Microsoft Windows existen unas librerías para poder utilizar diversos motores de voz de forma sencilla para aumentar la compatibilidad entre software. Estas librerías son conocidas como SAPI (Speech Application Program Interface).
Puedes obtener el motor de síntesis de voz SAPI 5.1 de la página de descarga de SAPI 5.1.

En idioma castellano hay multitud de voces gratuítas para el formato SAPI 4. Para Microsoft Windows XP/2003/Vista (últimas versiones de este sistema operativo) se utiliza, de serie, el formato SAPI 5.1. Hay pocas voces gratuítas para este formato aunque podemos utilizar la voz de Isabel para SAPI 5.1. Hay compañías, como Loquendo o Nuance, que se dedican a crear voces de calidad para terminales de atención al cliente, puntos de venta automatizados o sistemas de megafonía para estaciones de transporte y aeropuertos.

En un equipo informático con un motor de síntesis de voz instalado, con sus correspondientes voces, podemos utilizar algunos programas especializados en convertir textos digitales a ficheros de audio. Son los programas conocidos como conversores de texto a voz. Estos programas nos permiten convertir largos textos en formato Word, TXT, RTF o PDF en un conjunto de ficheros de sonido en formato MP3 que podemos escuchar con nuestro reproductor portatil de música mientras caminamos o utilizamos el transporte público.
Una opción sencilla y gratuíta es el programa DSpeech, que funciona tanto con SAPI 4.0 y SAPI 5.1 permitiendo convertir textos a formato WAV o MP3. Puedes obtener DSpeech en castellano y valenciano de la web de Tifloinforma. Su instalación es muy sencilla ya que sólo debes descomprimir el fichero comprimido en la carpeta donde quieras guardar DSpeech y ejecutar el archivo .EXE que hay en su interior.

No hay comentarios: