La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

viernes, 4 de enero de 2013

Windows 8 y las Teclas Rapidas


Los "teclas rapidas" más comunes de Windows 8


Para los que todavía no tienen mucha experiencia en este sistema operativo, les quiero comentar sobre algunos atajos de teclado para mejorar la experiencia con este nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 8.


Todos los atajos de teclado, salvo el primero, son una combinación de la tecla Windows, más otra tecla,
  • Windows: Cambiar entre la pantalla de inicio y el escritorio tradicional.
  • Windows-C: Abre la nueva barra Charms a la derecha de la pantalla.
  • Windows-X: Abre un menú de herramientas avanzadas en el escritorio.
  • Windows-Q: Abre un menú de búsquedas de apps en la pantalla de inicio.
  • Windows-W: Abre el menú de configuración de búsquedas en la pantalla de inicio.
  • Windows-I: Abre la barra lateral Charm de Configuración. Trabaja en Pantalla de Inicio y Escritorio tradicional.
  • Windows-F: Abre el menú de búsquedas de ficheros en la pantalla de inicio.
  • Windows-K: Abre la barra lateral Charm de dispositivos del sistema.
  • Windows-Z: Muestra la barra de aplicaciones cuando está corriendo una aplicación.
  • Windows-Ctrl-B: Abre el programa que está mostrando una notificación en el área de notificaciones.
  • Windows-.: Mueve la aplicación activa a la derecha, así esta solo cubre 1/3 de la pantalla.
  • Windows-Shift-.: Igual que la anterior pero mueve la aplicación a la izquierda.
  • Windows-O: Deja fija la orientación de la pantalla.
  • Windows-V: Despliega todas las notificaciones.
  • Tecla de Windows - Abre la pantalla de inicio de Metro. Usted puede empezar a escribir para buscar una aplicación, al igual que el menú de inicio de Win7.
    Win + B - Cambiar al escritorio (clásico) de Windows y seleccione el área de notificación de la bandeja.
    Win + C - Abre el menú Charms, donde puede buscar, compartir y cambiar la configuración.
    Win + D - Muestra el viejo escritorio de Windows.
    Win + E - Lanzamiento de Windows Explorer con miras ordenador pantalla.
    Win + F - Abre el archivo Metro pantalla de búsqueda.
    Win + H - Abre el panel Compartir Metro.
    Win + I - Abre el panel de Configuración, donde puede cambiar la configuración de la aplicación actual, cambio de volumen, las redes inalámbricas, cerrar, o ajustar el brillo.
    Win + J - Cambia el foco entre aplicaciones Metro se rompió.
    Win + K - Abre el panel de Dispositivos (para conectar a un proyector u otro dispositivo)
    Win + L - Lock PC y volver a la pantalla de bloqueo.
    Win + M - Minimiza todas las ventanas en el escritorio
    Win + O - Bloquea la orientación del dispositivo.
    Win + P - Elija entre las pantallas disponibles.
    Win + Q - Abre la aplicación Metro pantalla de búsqueda.
    Win + R - Cambiar al escritorio (clásico) de Windows y mostrará el cuadro Ejecutar.
    Win + U - Cambiar al escritorio (clásico) Windows e inicie el Centro de accesibilidad.
    Win + V - Recorre las tostadas.
    Win + W - Abre la pantalla Configuración de Metro de búsqueda.
    Win + X - Lanzador del Menú Inicio.
    Win + Y - Temporalmente vistazo al escritorio.
    Win + Z - Abre la barra de aplicación para la aplicación Metro actual.
    Win + Page Up / Down - azulejos mueve hacia la izquierda / derecha.
    Win + Tab - Abre el menú del conmutador de aplicaciones Metro, cambia entre aplicaciones.
    Win +, (coma) - Peek Aero en el escritorio.
    Win +. (Punto) - Snaps la aplicación Metro actual a un lado de la pantalla. (Lado derecho)
    Win + Shift +. (Punto) - Snaps la aplicación Metro actual hasta el otro lado de la pantalla. (Lado izquierdo)
    Win + Espacio - Cambiar idioma de entrada y distribución del teclado.
    Win + Shift + V - Los ciclos regan por brindis en orden inverso.
    Win + Enter - Lanza Narrador
    Win + Teclas de flecha - cambiar al escritorio (clásico) de Windows y habilitar Aero Snap



Móviles y tabletas que se cargan solos


Móviles y tabletas que se cargan solos

El MIT diseña un método para reciclar la luz, que capta y emite las pantallas convirtiéndola en energía eléctrica.

Las pantallas planas de cristal líquido, presentes en multitud de dispositivos electrónicos, como los teléfonos móviles, las tabletas o los lectores de libros electrónicos, se pueden utilizar para recargarlos, señalan investigadores del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), liderados por el español Amador Menéndez.

El trabajo se basa en el parecido existente entre las células solares y las pantallas, ya que ambas deben absorber la luz incidente para funcionar. En las pantallas la ausencia de reflejos es lo que asegura que las imágenes son visibles en condiciones de gran iluminación ambiente y que los colores oscuros se pueden ver bien incluso a pleno sol, explican los investigadores en la revista Energy and Enviromental Science de la Royal Society británica en la que se publica el trabajo.
Esta energía se pierde en forma de calor normalmente, pero los investigadores plantean redirigir la luz hacia los bordes de la pantalla donde la puedan captar células solares, tanto en condiciones de iluminación exterior como en interiores. Hasta ahora este planteamiento tenía el problema de que parte de la luz no se convertía y podía dañar la calidad de la imagen. La solución ha sido trasladar al rango del infrarrojo (no visible para el ojo humano) la frecuencia de la energía en forma de luz visible que se quiere aprovechar.

“En dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, el Ipad u otras tabletas, las pantallas dominan la superficie frontal del dispositivo y consumen aproximadamente el 90% de su energía. En la nueva tecnología que hemos desarrollado, es precisamente esta pantalla, junto con unas pinturas depositadas sobre ella e invisibles al ojo humano, la que permite la captura de la radiación solar o la luz de interiores”, explica Menéndez, quien añade: “La sociedad presta mucha atención al reciclaje de materiales, pero ya va siendo hora de reciclar también la luz”.

La luz la captan en la pantalla concentradores solares luminiscentes polarizados linealmente que la transmiten en el infrarrojo cercano a las células solares del borde. Estos polarizadores se basan en dopar con tintes los cristales líquidos, en este caso con cuatro moléculas fluorescentes diferentes.
Las células pueden generar 10 microvatios por centímetro cuadrado con luz interior y entre 1 y 10 milivatios por centímetro cuadrado cuando están expuestas al sol.

Este sistema, indican los investigadores, permite también el reciclaje de la luz trasera emitida por el propio dispositivo (retroiluminación) que no se aprovecha en más de un 90% y que de lo contrario se perdería en forma de calor en filtros y diferentes capas ópticas. Existen lectores de libros electrónicos, los que utilizan la tinta electrónica, que al, no tener esta iluminación, son más eficientes, y uno de los objetivos de los investigadores es combinar las prestaciones de lectores y teléfonos inteligentes.
Con este aprovechamiento de la luz aumenta significativamente la eficiencia energética de estos dispositivos de pantalla plana, lo que prolonga la duración de sus baterías. En ambientes interiores la duración se podría multiplicar por 10 o 15 y bajo luz natural podrían ser completamente autónomos, abasteciéndose exclusivamente de la luz solar.

pantallas flexibles


Las pantallas flexibles, más cerca

Samsung muestra prototipos táctiles que se doblan pensadas para móviles y tabletas.

La eterna promesa se acerca. Samsung, que ya mostró parte de su proyecto en 2011, da más datos sobre su investigación en pantallas flexibles. El funcionamiento es, en parte similar, con la misma tecnología OLED que presentan las actuales pero con la posibilidad de doblarse sin que se distorsione la imagen o dañe el aparato.

Wall Street Journal vaticina que los primeros modelos de móviles con esta tecnología saldrán al mercado a mediados de 2013. Después se usará en televisores.El presidente de la unidad de pantallas de la compañía ha explicado que algunos clientes ya están probando los prototipos.
Sharp y LG, dos competidores del gigante coreano, también están investigando en este campo.

tecnología para el rendimiento de las redes Wi-Fi


Desarrollan nueva tecnología para aumentar el rendimiento de las redes Wi-Fi

Ingenieros de la universidad de North Carolina State han desarrollado un nuevo protocolo de software que han bautizado como WiFox, que permite mejorar el rendimiento de las redes Wi-Fi en un 700%.

La idea es que ese protocolo especial se añada a los routers del mercado para que se puedan lograr esos incrementos en la calidad del Wi-Fi.

Los desarrolladores de WiFox definen su creación como el “policía del tráfico en internet”, ya que contribuirá a que los datos entren y salgan del router de manera fluida.

Para que eso sea posible han configurado la tecnología de WiFox de forma que esta esté capacitada para monitorizar el tráfico en un canal Wi-Fi, y de forma inteligente ir otorgando acceso a los datos en función de la prioridad que sea necesaria en cada momento.

Las primeras pruebas, en las que participaron 45 usuarios, desvelaron un aumento del rendimiento de la red que se situaba entre el 400 y el 700 por ciento.

En la mayoría de los casos, el router respondió a los peticiones de datosenviadas desde los sistemas de los usuarios cuatro veces más rápido que en un router que no llevaba instalado ese protocolo.
Todo apunta a que su uso podría ser especialmente útil en lugares públicos como estaciones o aeropuertos con Wi-Fi, ya que allí se conectan miles de usuarios a diario y no es sencillo gestionar sus conexiones.

Nokia lanzan un nuevo sistema operativo


Exingenieros de Nokia lanzan un nuevo sistema operativo para "smartphones"

La compañía finlandesa Jolla, fundada por exingenieros de Nokia, presentó hoy en Helsinki "Sailfish", un nuevo sistema operativo para "smartphones" (teléfonos inteligentes) con el que busca competir con el Android de Google y el Windows Phone de Microsoft.
Efecom
''Sailfish'' está basado en MeeGo, la plataforma móvil de código abierto desarrollada por Intel y Nokia a la que el fabricante finlandés de celulares renunció el pasado año tras lanzar un único modelo de ''smartphone'' (el Nokia N9), para adoptar en su lugar el Windows Phone.
Muy fácil y veloz
Según explicó Jolla en un comunicado, el nuevo sistema operativo cuenta con una función multitarea que proporciona "una facilidad de uso y una velocidad nunca vistas" en la industria de la telefonía móvil.
"Los usuarios pueden interactuar con las aplicaciones activas directamente desde la pantalla de inicio, finalizando llamadas o pausando canciones sin necesidad de entrar en la aplicación", señaló la compañía.
''Sailfish'' permite además personalizar el móvil de manera sencilla y, según sus creadores, es compatible también con otros terminales electrónicos como tabletas, televisores inteligentes o dispositivos para automoción.
Jolla anunció también la firma de un acuerdo de cooperación con DNA, la tercera operadora de telecomunicaciones de Finlandia, para comercializar en el país nórdico los primeros ''smartphones'' equipados con ''Sailfish'' que salgan al mercado.
Con sede en Helsinki, Jolla tiene dos centros de investigación y desarrollo (I+D) en Finlandia y oficinas en Hong Kong (China), país desde el que quiere lanzar la expansión de su sistema operativo para móviles.

Ultrabook, tablet, PC o convertible y El control por voz


Ultrabook, tablet, PC o convertible: ¿Qué dispositivo usar en la empresa?
Y su control por voz 
La unión del hardware de Intel y el software Windows 8 de Microsoft ha ampliado la oferta de dispositivos disponibles para los usuarios corporativos, cada uno de ellos con sus ventajas particulares.
Con su capacidad innata para revolucionar el mundo, la tecnología ha alcanzado un nuevo nivel de expansión: el de la consumerización. Esto es, la entrada de los dispositivos informáticos personales en los sistemas corporativos como paso lógico de su evolución, donde destaca especialmente el fenómeno BYOD o “Bring Your Own Device”. Pero donde también se encuentra el uso de plataformas basadas en el cloud computing para compartir archivos entre compañeros o la interacción de los empleados a través de redes sociales. Se trata de una situación con sensaciones ambivalentes, conlleva ventajas de productividad y ahorro al mismo tiempo que inquieta a los directivos a nivel de seguridad y control. Y es que todo el saber tecnológico que hemos ido acumulando en nuestra vida diaria, desde hardware hasta aplicaciones y servicios de Internet, impacta con fuerza en la experiencia laboral tradicional.
Por ejemplo, ahora se puede trabajar en cualquier momento desde cualquier lugar. Las plantillas de nueva generación se definen por su condición de nativos digitales que han crecido navegando por Internet y con al menos un ordenador en sus hogares, por lo que aceptan de buen grado esta intrusión de la tecnología doméstica en la oficina. Se comunican a través de mensajería instantánea o plataformas como Facebook, Twitter, LinkedIn y Skype, tachando el e-mail como vehículo de la vieja escuela. Y, además, han popularizado el consumo de productos portátiles y móviles, actualmente disponibles en modelos que están al alcance de todos los bolsillos.
¿Cómo se puede manejar esta transición, desde el punto de vista de la empresa? Todo un gigante de la industria como Intel propone aplicar una estrategia dividida en cinco sencillos pasos con el objetivo de asumir lo inevitable y reducir los riesgos de gestión.
Comprender el cambio de paradigmas: Si los empleados de hoy en día son más sabios tecnológicamente y más sofisticados que nunca antes, y las opciones que se les presentan en el trabajo no cumplen sus expectativas, serán capaces de implementar por sí solos otras soluciones que les permitan ser más productivos. Esto implica generalmente conectar sus dispositivos personales, descargando o utilizando un servicio de almacenamiento en la nube personal o a través del social media. El cambio está ahí y hay que aceptarlo: los plazos de aprendizaje se han reducido de años a meses. Y, si bien la consumerización es un avance socio-laboral necesario, puede entrar en conflicto directo con las políticas de seguridad corporativas si no se traza un plan claro.
Repensar la computación de usuario: El modelo de seguridad basado en redes de PC está cambiando. Los distintos gadgets aportados por los usuarios de la red corporativa varían no sólo en modelos, sino también en sistemas operativos y en patrones de comportamiento. Una manera de simplificar su administración y crear una estrategia más humana es a través de lo que Intel denomina “gestión centralizada”, donde los administradores de TI cuentan con la visibilidad y flexibilidad necesarias para dotar a cada persona con los recursos correctos. De hecho, buena parte de los dispositivos con arquitectura Intel que ya se utilizan en el entorno profesional ofrece capacidades de seguridad y gestión integradas que ayudan a solventar problemas tecnológicos e, incluso, a realizar reparaciones remotas con software inutilizado.
Crear un enfoque global: Cuando se desarrolla por primera vez una política de estas características, para controlar los problemas potenciales de la consumerización, puede caerse en el error de la copia de patrones de terceros. Pero es importante recordar que lo que funciona bien para una empresa normalmente no suele ser suficiente para otra. Cada organización tiene una idiosincrasia que la hace especial, por eso Intel considera que lo ideal es comenzar con una estrategia centrada plenamente en el usuario y después dirigir esfuerzos tanto a los dispositivos que los trabajadores poseen por sus propios medios como a aquellos otros que pertenecen al lugar del trabajo. O, dicho de otro modo, todo debe versar más sobre las personas y sus necesidades, y menos sobre la tecnología en sí.
Dar soporte a los dispositivos personales: Dentro de esta filosofía, una parte fundamental es conocer al dedillo las características de los dispositivos que aportan los empleados y, en consecuencia, darles el soporte tecnológico adecuado. Para asegurar el éxito de esta tarea, las empresas deberían, por este orden: identificar y conseguir la participación de los interesados, actualizar las pautas de su modelo de seguridad, dirimir a qué sistemas operativos y terminales se les otorgarán permisos de conexión, planificar la compatibilidad de red y activar su despliegue, y mantenerse informadas de actualizaciones y posible evolución de las tecnologías de gestión, productividad y rendimiento.
Encontrar la herramienta adecuada para cada trabajo: A pesar de la comodidad derivada de llevar tu propio dispositivo al centro de trabajo, también hay muchos empleados que prefieren que sean sus superiores los que les provean de las herramientas necesarias para desempeñar su labor. Y parte del proceso de repensar el acercamiento a la experiencia de computación del usuario final comprende reconocer que ya no existe una única solución válida para todo el mundo. Los empleados más móviles pueden necesitar un portátil totalmente equipado junto a un smartphone o una tableta, mientras otros usuarios encargados de tareas de negocio especializadas necesitarán herramientas optimizadas para la portabilidad y usos prolongados. En cambio, los que se queden en la oficina recurrirán a equipos de sobremesa con las máximas especificaciones.
Es primordial encontrar la herramienta adecuada para cada empleado, tarea, momento y lugar. Por fortuna, hoy en día existen opciones pensadas para todo tipo de situaciones y usuarios, que se alimentan gracias a la arquitectura de procesador y las avanzadas tecnologías de Intel y que están gobernadas por el sistema operativo Windows 8.
Ultra-seguro, ultra-elegante… Ultrabook
Una de las apuestas claras para las modernas empresas de hoy en día y sus no menos modernos trabajadores son los Ultrabooks, esos sistemas capaces de ofrecer la misma potencia que un ordenador portátil y los avances propios de una tableta. Esta categoría de dispositivos mide menos de 21 milímetros de grosor, cuenta con un sistema de arranque al instante y permanece en funcionamiento durante horas, por lo que es perfecto para los viajeros más avezados. Soporta tanto pantallas táctiles como la tradicional combinación de teclado y ratón y, al integrar la familia de procesadores Intel Core vPro, proporciona la protección necesaria para mantener las amenazas alejadas y los datos seguros. Esta nueva generación de procesadores también es más rápida que versiones anteriores. En definitiva, y aunque suene a sueño, la tecnología ha conseguido cubrir por fin las necesidades de los usuarios en cuestión de estilo y movilidad sin comprometer la seguridad y el rendimiento.
La movilidad de las tabletas
Eso sí, para movilidad la de las tabletas, que garantizan una experiencia táctil de primer calidad en situaciones en las que la flexibilidad y la intuición son requisito indispensable y ofrecen más opciones de soporte para las tareas específicas de los trabajadores, todas ellas características que repercuten positivamente en el coste total de implantación. Existe una amplia gama de tabletas equipadas con procesadores Intel que, al soportar el sistema operativo Windows 8, no sólo son compatibles con las aplicaciones tradicionales de x86, periféricos y controladores, sino que también pueden coexistir con sistemas con Windows 7. Estos dispositivos disfrutan asimismo de prestaciones de seguridad integrada, capacidad de uso y duración de la batería, junto con una amplia gama de opciones de rendimiento, que van desde los procesadores Intel Atom hasta la tercera generación Intel Core vPro.
All-in-ones con pantallas más amplias
La innovación tampoco está reñida con los ordenadores de sobremesa. Muchos usuarios demandan equipos con pantallas más grandes que las de los portátiles y un rendimiento a prueba de bomba, bien sea para trabajar desde el cubículo de una oficina común o para hacerlo desde la comodidad de un despacho doméstico. Pensando en ellos se ha renovado el concepto de sobremesa hacia modelos todo en uno conocidos como ordenadores All-In-One sin apenas cables, que se antojan ideales para aprovechar espacios limitados. Destacan porque tienen un diseño más atractivo, consumen menos energía que antes y son más respetuosos con el medio ambiente. Los últimos modelos suelen estar equipados con capacidades de informática táctil, lo que permite ofrecer una experiencia mucho más dinámica y completa.
Sistemas convertibles, una nueva solución
Un factor de forma emergente entre el familiar conjunto de tabletas, ordenadores portátiles y PCs todo-en-uno es el de los convertibles. La idea básica sobre la que se asientan estos sistemas es la de poder transformarse en cualquiera de los productos anteriores según las necesidades (o el capricho) de los usuarios. Y, en consecuencia, convertirse en dispositivo primario en el puesto de trabajo, reduciendo la dependencia de los usuarios por su tableta o su ordenador personal o favoreciendo la división de tareas: las más exigentes para el equipo completo tipo portátil y aquellas más livianas para la parte con forma de tableta. Que un único producto pueda combinar las propiedades de todos sus rivales, además, facilita las tareas de los administradores de TI que ya no tendrán que preocuparse de gestionar multitud de elementos, sólo uno.
“La mayoría de los convertibles BYOD tienen red, almacenamiento, gráficos y demás características a nivel de consumidor, por lo que no son muy adecuados para la infraestructura de la empresa y su seguridad”, aclara el director de consumerización de Intel, David Buchholz. Ésa es la gran diferencia: partir de la tecnología orientada al consumidor de TI, y adaptarla a las necesidades empresariales.
 El control por voz será una función clave en los futuros Ultrabooks

Intel trabaja para que el control por voz sea una función estándar en los Ultrabooks que vendrán con sus procesadores Shark Bay, conocidos como "Haswell", y se comercializarán en 2013.
Jaime Domenech
Para ello la marca de Santa Clara equipara sus equipos con una combinación de hardware y software orientados al reconocimiento de voz.
La tecnología manos libres se integrará en las pantallas táctiles de los Ultrabooks y será considerada como una función premium.
De momento se desconoce como implementará Intel el tema del hardware, pero se especula con que se apostará por un micrófono digital que traerá cancelación activa de ruido.
Entre las ventajas que se esperan con Haswell también se incluye una mejora en la duración de la batería, y se rumorea que traerá compatibilidad con pantallas Full HD en los equipos que tengan un precio de 800 dólares en adelante.
Asimismo, estará preparado para la banda ancha con tecnología WWAN y destacará por incluir tecnología de reconocimiento facial.