La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Qué es el formato Daisy

Daisy viene de la contracción de las palabras inglesas: "Digital Audio-based Information System". Más recientemente se emplean las palabras "Digital Accessible Information SYstem".

Es una nueva tecnología de confección y distribución de material bibliográfico que brinda multitud de posibilidades para que el usuario con discapacidad visual pueda acceder de formas muy diferentes al mismo. Esto implica un cambio radical en los sistemas de producción y distribución de libros y otros materiales bibliográficos, así como la forma en la que se utiliza, ya sea para simples actividades de ocio y entretenimiento o de estudio.

Esto significa que la forma en que un usuario se sirve de los libros o documentos cambiará sensiblemente respecto al modo de empleo tradicional. Desde hace muchos años, dos han sido los formatos que más comúnmente se han usado en la producción y distribución de libros y documentos para personas con discapacidad visual: los libros en braille y los libros grabados.

El formato braille era, sin lugar a dudas, el que mejor se adaptaba a los usuarios que lo conocieran suficientemente, porque brindaba la oportunidad de ser leído en secuencia, de principio a fin o sirviéndose de otras formas de acceso no lineales, como el uso del índice, que proporcionaba un acceso muy rápido a una determinada parte del libro, permitía poder establecer referencias cruzadas para facilitar el estudio o daba la posibilidad para relacionar elementos de información en forma jerárquica. Asimismo, es posible ir directamente a determinada página braille para acceder directamente a su contenido o ir de forma aproximada a la parte del libro en braille que corresponde a la página del original en sistema visual si el libro braille tiene las indicaciones adecuadas. No obstante, el gran volumen que ocupan los libros en este tipo de soporte, los grandes costes de producción y el creciente número de usuarios que desconocen o tienen dificultades para aprender este sistema de lectoescritura, han hecho variar la producción de libros enbraille, haciéndola más específica y orientándola hacia los libros en los que su contenido hace necesario un acceso no secuencial: ciencias experimentales, música, ajedrez, etc.

Los libros grabados de forma analógica, con los diversos formatos que han ido apareciendo a lo largo del tiempo, por su parte, son de producción más rápida y menos costosa, son más fáciles de leer y de transportar por parte de los usuarios y han experimentado un gran crecimiento porque muchas personas los prefieren a los realizados en sistema braille. No obstante, este formato tiene algunos inconvenientes. Entre ellos pueden citarse la gran dificultad de acceder de forma rápida y sencilla a determinadas partes de un libro para leerlas o estudiarlas detenidamente. Esto hace que sea muy sencillo leer el libro de principio a fin, pero complica mucho la lectura si ésta no es secuencial, sobre todo cuando se usa el libro como herramienta de estudio, de oración o en otro tipo de tareas en las que se desea acceder a partes concretas de la información que contiene.

El tipo de receptor tradicional del material bibliográfico está cambiando y existen diversos colectivos de personas que demandan necesidades específicas que habrán de ser atendidas. Como ejemplo pueden citarse los usuarios que tienen cierto grado de resto visual aprovechable y que desean leer el material en caracteres del sistema visual, pero con un cierto porcentaje de ampliación. Hay también usuarios que pierden la vista de mayores y, por las dificultades especiales para aprender el sistema braille, les es más cómodo emplear el formato de libros grabados, pero desean un acceso como el que proporciona un libro en braille.

Con esta intención ha nacido el formato Daisy. En líneas generales se da respuesta a estos problemas mediante las siguientes características:

1. Información en varios soportes a la vez. Si se desea, el libro se puede producir a la vez en varios soportes. Este formato tiene unas especificaciones tales que éstos no son independientes, sino que se presentan como un conjunto unitario en uno o varios Cds, dependiendo del tamaño del libro en cuestión. Además, esta tecnología asegura que cuando se lee el libro sirviéndose de uno de los soportes, se puede cambiar opcionalmente a otro sin grandes problemas, porque la lectura se hace de forma "sincronizada", esto es, en el mismo tiempo que se lee un fragmento del libro en uno de los soportes, está disponible ése mismo en los otros en los que se ha producido dicho libro en cuestión. Todo esto, naturalmente, si el material bibliográfico se ha producido en varios soportes a la vez, porque el formato Daisy es muy flexible y permite, por ejemplo, generar los libros sólo con audio o añadiendo texto sincronizado con él.

2. El acceso a las diferentes partes de un libro cambia radicalmente. Se puede leer en forma secuencial, de principio a fin, como si fuera un libro grabado, pero también existe la posibilidad de usar el índice para acceder a determinado capítulo o parte del mismo. Además, el acceso puede ser también en forma jerárquica. al igual que en un libro normal, la información puede que esté organizada en varios niveles de jerarquía. Si este fuera el caso, el formato Daisy permite desplazarse por estructuras de este tipo y disfrutar de las enormes ventajas que se nos ofrecen al acceder a la información de un libro de este modo.

El formato Daisy tiene unas especificaciones muy flexibles. Actualmente hay dos versiones del formato para confeccionar los libros. Aquí se explica la 2.0, que es muy sencilla y usa comandos de html puro. Si tiene dudas sobre los comandos de html, debería consultar algún manual de introducción a este lenguaje de marcas. NO le será difícil encontrarlo porque es el lenguaje que se usa comúnmente en la creación de las páginas web más sencillas.

Si desea saber más sobre Daisy, consulte la dirección web:

http://www.daisy.org

Es un consorcio de instituciones y empresas a nivel internacional, que le dan soporte y permitirán que las personas con discapacidad visual puedan seguir accediendo a la cultura en el mundo de las nuevas tecnologías y la sociedad de la información y el conocimiento que nos ha tocado vivir. Es una apuesta de futuro y un reto tecnológico sin precedentes en el acceso a la información por parte de las personas con discapacidad visual.

2. Cómo es un libro Daisy

Tradicionalmente, el soporte más empleado para la distribución de los libros en formato Daisy es el CD. El usuario debe poseer un aparato específicamente diseñado (llamado "reproductor Daisy"), capaz de leer este formato.

Si el tamaño del libro es considerable, éste ocupará más de un CD y el formato Daisy tiene especificaciones para cubrir esta contingencia. De la misma forma, estas especificaciones también contemplan el caso de disponer varios libros de tamaño pequeño en un mismo CD, si no se supera la capacidad máxima de este soporte que, en el estándar es de 650mb. Lo más usual es que cada libro se distribuya en un único CD, extendiendo el número de éstos si el tamaño excede la capacidad de dicho soporte.

Con el imparable avance de las nuevas tecnologías, también existen programas para leer este tipo de libros, diseñados para multitud de dispositivos: ordenadores personales, dispositivos móviles, etc. Cada vez con mayor frecuencia los nuevos equipos no poseen unidad lectora de CD, por lo que es preciso usar las unidades de almacenamiento que poseen. Esto significa que Lo importante de un libro en formato Daisy no es el soporte en que éste se encuentra, sino la información que contiene y cómo ésta ha sido interconectada en el proceso de montaje del mismo. Estos programas especiales reciben en inglés el nombre de "Daisy PlayBack".