La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

miércoles, 30 de julio de 2008

Google

El miércoles último, Google presentó en sociedad Knol ( http://knol.google.com ) , una suerte de repositorio de contenidos abiertos en línea. Es una alternativa a Wikipedia, la enciclopedia comunitaria en línea (su sitio en español es http://es.wikipedia.org ). Ambos son sitios que albergan páginas web dedicadas a temas específicos de toda índole, creados por navegantes.
Allí, sin embargo, terminan los parecidos. Wikipedia es una enciclopedia anónima; aunque hay editores, los artículos no están firmados. Se intenta dar una visión objetiva sobre un tema, pero cualquiera puede registrarse y agregar nuevos artículos o modificar los ya existentes, con la excepción de algunos pocos, detectados como polémicos (en general, sobre temas políticos o religiosos), en los que los editores no se ponen de acuerdo e intentan imponer una visión determinada.
En la práctica, son pocos los casos en los que se filtran errores en los casi 11 millones de artículos en más de 250 idiomas. La versión en español cuenta con 380.000 entradas en su versión de la enciclopedia en línea. Knol es distinto. Cualquiera puede crear un artículo, pero debe firmarlo con nombre y apellido. Aunque no es obligatorio probar la propia identidad, el autor puede hacerlo para darle más credibilidad al contenido. Su creador define si otros pueden modificar el contenido. Y puede haber más de un artículo sobre un mismo tema, aunque tenga una visión opuesta.
Cualquiera puede, en principio, escribir una pavada sobre un tema. Los lectores, sin embargo, pueden comentar y calificar el artículo, y eventualmente crear otro con la información que consideren correcta. La compañía aspira así a crear un repositorio de artículos escritos por expertos. De allí su nombre, un juego lingüístico: en Google afirman que knol es la unidad mínima de conocimiento ( knowledge , en inglés). El servicio es de consulta gratis, y por ahora está en inglés, aunque los artículos pueden escribirse en cualquier idioma.
Knol permite crear un texto sobre el que se tiene control completo, algo atractivo para quienes dudan de invertir tiempo en poner en línea conocimientos que cualquier otro podría modificar. Además, permite ganar dinero. Google ofrece la posibilidad de agregar avisos en las páginas web de cada artículo; un porcentaje de las ganancias irá para el creador de los contenidos. Así, la compañía incentiva el contenido de calidad, que en teoría será más popular y por lo tanto redituará el esfuerzo invertido.
En la práctica, el desafío estará en que la compañía se las ingenie para evitar la proliferación de artículos oportunistas que busquen acaparar la atención para obtener dividendos. Es, con algunas diferencias, similar a Citizendium ( www.citizendium.org ), una enciclopedia libre y colaborativa hecha por usuarios identificados y con editores específicos; sólo ciertos usuarios pueden modificar una entrada.
En Google no postulan a Knol como un competidor directo de la Wikipedia, sino como una alternativa, donde la gente ofrece sus conocimientos al resto de la comunidad y hace más valiosa Internet como repositorio de conocimientos. Esto no es menor para Google. Su producto principal, el buscador, depende de ofrecer resultados útiles para seguir siendo relevante. Si la Wikipedia se transforma en una fuente de información universal, el valor del buscador podría quedar relegado, ya que los usuarios pueden ir directamente a la Wikipedia.
Con Knol, Google refuerza su propio producto, incluyendo a las páginas de este nuevo servicio entre los resultados de sus búsquedas. En cualquier caso, los que más resultan beneficiados son los navegantes, que tendrán otra fuente de contenidos en la Red.

Yahoo!, intel, HP, Cloud Computing

La firma de Internet Yahoo! y los gigantes de la tecnología Intel y Hewlett Packard anunciaron una alianza para avanzar en el uso de aplicaciones a las que se accede a través de Internet, en lugar de tener que instalarlas en la computadora personal.
Este fenómeno, denominado cloud computing , ya fue desarrollado este año por otras empresas. Un ejemplo claro es Google Docs, el servicio del buscador líder de la Red, que ofrece, entre otros, un procesador de texto y una planilla de cálculo online Las tres compañías se asociaron se asociaron con Infocomm Development Authority of Singapore y universidades de EE.UU. y Alemania para crear centros de investigación colaborativa.
Cada uno de estas organizaciones alojará en sus sistemas una infraestructura basada en hardware de HP, con entre 1000 y 4000 procesadores de Intel, capaces de albergar investigación intensiva en datos asociada con su acceso y utilización a través de la red. Estas plataformas entrarán en funcionamiento y serán accesibles a los investigadores de todo el mundo a final de este año.
"Para comprender todo el potencial del cloud computing, la industria de la tecnología lo debe pensar como una plataforma para crear nuevos servicios y experiencias", dijo el director de los Laboratorios de HP, Prith Banerjee.
"Cloud computing es de una importancia crítica para la industria", dijo en conferencia de prensa el director de Investigación de Intel, Andrew Chien. "Realmente lo vemos como un gran cambio no sólo en términos de los servicios" que se pueden ofrecer, sino también "por los cambios tecnológicos" que va a provocar, agregó.