La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

lunes, 23 de julio de 2007

PROYECTO LÁZARO: "GPS y sensores de movimiento para que los ciegos 'vean"

José Gabino durante la presentación del 'Proyecto Lázaro'. (Foto: OEI)MADRID.- Un estudiante ha diseñado un sistema para que los invidentes puedan oír el mundo que les rodea. No se trata de recuperar la vista sino de combinaruna serie de tecnologías para crear una imagen sonora del entorno del ciego permitiéndoles una mayor autonomía y movilidad.Dada su discapacidad, estas personas desarrollan más otros sentidos como el tacto y el oído. La idea es aprovecharse de esta ventaja.El madrileño José Gabino López, de 31 años, estudiante de ingeniería de telecomunicaciones, ha creado el 'Proyecto Lázaro', un modelo de guiado para personasciegas que utiliza una serie de sensores de movimiento y el sistema de localización GPS para crear una imagen del entorno cercano al invidente.Un núcleo central, que puede ser una PDA o un pequeño portátil, genera una representación virtual de la zona por la que se va moviendo su portador. Paraello usa lo que se conoce como holofonía, una técnica que sitúa sonidos en entornos tridimensionales.Gafas con sensores de movimientoPara crear esta imagen sonora del espacio, el sistema cuenta con los datos que le ofrece el GPS, unas gafas con sensores de movimiento y otras herramientasque puedan ir añadiéndose al modelo.Una, ya existente, podría ser cualquier dispositivo que envíe señales que, al rebotar, dibujen el entorno. "Pueden ser punteros láser, ondas de radiofrecuencia...Pero lo importante no es la tecnología sino la arquitectura lógica del sistema", dice José Gabino López.Con todos los datos espaciales capturados, el núcleo central crea un mapa que traduce a sonidos diferentes para que el ciego pueda leerlo.Este estudiante de la universidad de Alcalá de Henares, en Madrid, acumula una experiencia de ocho años en una empresa fundada por él. La empresa fue pioneraen los sistemas de localización de vehículos mediante el GPS.Ahora trata de ajustarlo a los invidentes. "Hay que tener en cuenta que los datos del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) pueden tener un margen deerror de 10 metros", añade. La cifra, que puede ser insignificante cuando de encontrar un coche robado se trata, es crítica para guiar a un ciego.A pesar de lo que piensa mucha gente, esta falta de precisión no es tanto técnica como inducida por el departamento de Defensa de Estados Unidos, propietariode los 30 satélites que forman GPS.Por razones de seguridad y para evitar que otros países o grupos terroristas usen el sistema contra sus propios creadores, el gobierno estadounidense fuerzaese margen de error en la versión pública de los datos de localización. Los exactos se los reservan para ellos.También en interiores"Para corregir el diferencial y poder usar el GPS, mi sistema puede recalcular y minimizar el error". Ahí es donde las otras técnicas de recogida de datos,como los sensores, ajustan la información. Esto hace que el Proyecto Lázaro pueda funcionar también en interiores, donde la señal del GPS se debilita.El modelo podría también incluir mapas preinstalados de zonas y edificios que frecuente el invidente. Además, se iría enriqueciendo con la propia experienciapersonal. Mientras el ciego aprende a formarse una imagen de su entorno con los sonidos, el núcleo acumularía cada vez más información.Proyecto Lázaro ha sido seleccionado esta semana como uno de los finalistas del 'V premio Emprendedor EOI', convocado por la Escuela de Negocios. Sólo porclasificarse, José Gabino López ya ha ganado 4.000 euros. En caso de conseguir el premio, obtendría otros 18.000 para realizar un máster MBA. Pero él quiereir más allá. Quiere verlo hecho realidad."La idea, el plan empresarial está desarrollado en un 36%", asegura. Buena parte de lo que falta ya lo tiene en la cabeza. "Se trataría de aprovechar lastecnologías 3D que vienen de los videojuegos o el software libre, para completarlo", añade.Preguntado por si alguna institución, como la ONCE, se ha interesado por su trabajo, José Gabino López dice que no. Pero confía en que lo hagan. "Quizáellos anden trabajando en algo similar, podríamos colaborar de alguna manera y con la suficiente financiación sacarlo adelante", dice. "No quiero que todoeste trabajo no sirva para nada".

No hay comentarios: