La Clave de la sociedad de la informacion es el acceso Universal

Es esencial que cambiemos nuestras actitudes y nuestros enfoques sobre las personas con discapacidad, que garanticemos todos los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a participar plenamente en la sociedad.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Un robot que enseña a afinar el oído

Dotan de inteligencia musical a ordenadores para transcribir y recuperar partituras antiguas Un piano virtual o una máquina que enseña solfeo.
Son los logros de investigadores de la UMA a partir de procesados complejos de audio

El recuerdo de ese gran piano gigante que se tocaba con pies y manos en la película 'Big' de Tom Hanks parece bastante anticuado cuando Isabel y Ana María Barbancho comentan las diferentes aplicaciones que han logrado desarrollar a partir de sus estudios donde relacionan la música y la tecnología. Un robot como profesor musical, un piano o xilófono virtual, un Guitar Hero con la canción que quieras, conseguir una partitura al instante o transcribirla a braille son los resultados de las investigaciones de este grupo de ingenieros de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (ETSIT) de la UMA.

Aprendizaje con juegos
El miedo a abandonar la música por desidia o por no soportar la parte más teórica como el solfeo o la armonía ya tiene una solución bajo el nombre de 'Los robots y la música', la aplicación más didáctica y sencilla de los estudios de estos científicos de la UMA. «Cuando tengo un videojuego y me gusta mucho, termino por aprenderlo, por ello queremos hacer algo parecido con la música», explica Isabel, que añade que «cualquier persona que quiera aprender solfeo puede lograrlo de forma mucho más amena interactuando con un lego».

En la actualidad, «estamos trabajando en el hardware, desarrollando el oído del robot, puesto que estos humanoides tienen por defecto un gestor de sonido que sólo es capaz de reconocer si hay o no ruido», aclara Ana María, que insiste en que «de esta forma puede distinguir y grabar un sonido con calidad suficiente para que luego se pueda procesar». A partir de la señal de audio que se graba, «que puede ser una melodía cantada por un niño, se saca información de la frecuencia y el ritmo, de manera que se logra saber si se ha entonado la nota correcta a la velocidad y ritmo adecuados», afirman las investigadores de la UMA que además de ser ingenieras, tienen estudios superiores musicales, de ahí su interés por este área.

De este modo, «si la persona lee la melodía y la canta bien, el robot se pone contento y aumenta el nivel de la partitura que refleja en una pantalla, pero si en cambio se hace mal, se pone triste e intenta ayudar dándole al usuario el ritmo para que lo vaya siguiendo», informa Ana María Barbancho. Además, explica que «el lego también tiene una cámara -POB-Eye- con la que puede ver la partitura y, con los algoritmos que hemos desarrollado de OMR (reconocimiento óptico de música) basado en el OCR (reconocimiento óptico de caracteres), es capaz de saber qué clave tengo y qué nota es».

En este sentido, «la aplicación está enfocada a la recuperación de partituras antiguas ya que el lego las ve, reconoce y traduce a partitura moderna, y además las canta», dice Isabel, que hace hincapié en que «con este método se puede recuperar el patrimonio musical que, por ejemplo, hay en la catedral de Málaga, donde las partituras son del siglo XVII y XVIII, y tienen una anotación distinta, con notas más cuadradas y claves de sol diferentes».

Además, otra forma de jugar con el robot es mediante el despliegue de un pentagrama en el suelo, «si se acierta el robot va hacia él, se hace más interactivo, si no es la nota adecuada, el humanoide no avanza, se enfada, se da la vuelta o se choca contra la pared, la idea es hacerlo muy divertido», subrayan, y concluyen que «al ser un compositor y lector de partituras, entre otras actividades, puede hacer dictados musicales».


Transcripción. Proyecto de I+D del Ministerio de Educación y Ciencia llamado 'Técnicas digitales de transcripción de música polifónica y reconocimiento de partituras para servicios multimedia'.
Patrimonio. Proyecto de Excelencia de la Junta titulado 'Reconocimiento óptico de partituras musicales a través de la historia con aplicación didáctica'.
Musiteca. Proyecto comercializado financiado por el Plan Avanza I+D, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

No hay comentarios: